Reloj de Pensamiento

LA PROPUESTA

Con ocasión del primer aniversario del atentado del 11-M, un grupo de educadores pusimos  en marcha en 2005 una forma de homenaje llamado Reloj de Pensamiento. Este reloj simbólico tenía como objetivo generar 192 horas de reflexión colectiva, una por cada víctima, sobre las condiciones necesarias para hacer posible la convivencia en paz en nuestro país. Centros educativos, asociaciones, instituciones, colectivos religiosos, y miles de ciudadanos respondieron a la convocatoria y nos hicieron llegar sus horas de reflexión . Superando nuestras mejores expectativas, el Reloj sumó en menos de un año más de 6650 horas, visibilizando así el que probablemente ha sido el  mayor  esfuerzo de reflexión colectiva sobre un tema sostenido en el tiempo en nuestro país.

Semejante experiencia de diálogo resultó tan positiva que como iniciativa ciudadana seguimos invitando a sumar horas a este Reloj, que se pondrá en marcha cada vez que grupos de ciudadanos, instituciones y  colectivos nos hagan llegar sus horas y sus reflexiones. Nuestro compromiso como iniciativa es trabajar por la implementación de las propuestas que nazcan fruto de dicha reflexión y obedezcan claramente al bien común. Así sucedió con la llamada declaracion de marzo, consenso de mínimos éticos firmado en nuestro país por formas de pensamiento tradicionalmente enfrentado. 

LOS MATERIALES DEL RELOJ

EL RELOJ EN LOS MEDIOS: 

LOS FRUTOS DEL RELOJ

Según sus participantes, el Reloj de Pensamiento ha ayudado a:

Dinamizar la sociedad hacia iniciativas de pacificación social; Situar el dolor de las víctimas en una posición más relevante en el marco de las cuestiones que preocupan a nuestra sociedad; Convocar a la reflexión y a la palabra como poderosos agentes de pacificación frente a la violencia como germen destructor, en sus múltiples formas, del delicado tejido democrático y convivencial; Invitar a reflexionar sobre los condicionantes que impiden, también en el seno de nuestras comunidades particulares, el desarrollo de la paz; Aglutinar y visibilizar el trabajo y la creatividad de miles de ciudadanos y comunidades en torno a la paz; Empoderar la conciencia ciudadana y el trabajo en red como estrategia de acción; Fortalecer las posibilidades de la sociedad en su condición de ciudadanos como constructores de paz social; Expresar la necesidad de unir esfuerzos para que la paz recupere espacio social e informativo; Entender el tiempo presente y futuro como posibilidad de recuperación y actuación frente al derrotismo que impone la violencia; Afirmar que somos muchos más los que proponemos comunidades de paz que los que imponen ideologías violentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>