Pacto de convivencia es una iniciativa cuyo objetivo común es fortalecernos como sociedad civil en términos de convivencia y cohesión social, conscientes de que una sociedad plural, incluyente y comprometida con los Derechos Humanos, es el mejor antídoto contra el terrorismo, la radicalización violenta y toda forma de exclusión.

Pacto de Convivencia nace como respuesta a la experiencia terrorista en nuestro país. Entidades que representamos formas de pensamiento a menudo enfrentadas, firmamos un pacto y nos comprometimos a trabajar juntas como forma de honrar cada día a las víctimas de toda forma de radicalización violenta y a sus familias.

Este espacio de encuentro y trabajo entre formas de pensamiento y entidades tan diferentes fue solo posible cuando nos centramos en el sufrimiento real de las víctimas. En honor a ellas, el diálogo empático, el reconocimiento mutuo, el conocimiento compartido, el trabajo en paridad, la generosidad, la confianza, la transparencia y la ayuda mutua son los valores asumidos para trazar nuestra agenda.

Desde marzo de 2016 la Mesa Pacto de Convivencia se reúne de forma regular con el objetivo fundamental de constituir una red estable que implemente estrategias conjuntas de prevención de la violencia y de fomento de la tolerancia, la convivencia, la paz y la reconciliación.

Líneas de trabajo

  • La Mesa de Pacto de Convivencia: Lugar de encuentro y de trabajo de todas las entidades participantes. Tiene una periodicidad bimensual.
  • Protocolos de actuación conjunta
  • Seminarios de formación
  • Acciones de sensibilización